FOTOCINEMA. Revista científica de cine y fotografía, No 13 (2016)

##article.fontSize##:  Pequeña  Mediana  Grande

LA ILUSTRACIÓN DE GUERRA EN EL DIARIO AHORA

 

WAR ILLUSTRATIONS FROM THE AHORA NEWSPAPER

 

María Olivera Zaldua

Universidad Complutense de Madrid

molivera@ucm.es

 

Resumen:

Uno de los diarios más desconocidos y que más información gráfica publicó durante la Guerra Civil fue Ahora, creado en el año 1930 por Luis Montiel Balazart, quien fue su director junto a Manuel Chaves Nogales. Colaboraron los más prestigiosos reporteros gráficos, y a través de sus páginas se ofrece una lectura particular de la contienda. Es objetivo del trabajo analizar los contenidos gráficos publicados durante la guerra, con el fin de conocer las características de los mismos, así como investigar sobre los autores de las fotografías. Se concluye que el diario Ahora fue una de las publicaciones que ofreció mayor información gráfica de calidad.

  

Abstract:

Ahora was one of the lesser known daily news publications during the Spanish Civil War but nevertheless provided an unrivalled collection of graphic illustrations of events. It was founded in 1930 by Luis Montiel Balazart, who was its director together with Manuel Chaves Nogales. Many of the best known photojournalists of the day collaborated on the publication, and its pages offer a unique insight into the conflict. The purpose of this work was to analyze the content published during the war and understand the context of these images while investigating the careers of the photographers involved. What can now be seen is that Ahora produced some of the best existing examples of graphic information from the period.        

 

 

Palabras clave:

Fotografías; fotoperiodismo; reporteros gráficos; Guerra Civil; Ahora; diarios ilustrados.

 

Keywords:

Photographs; Photojournalims; Photojournalists; Civil War; Ahora; Illustrated papers.

1. Introducción

La salida del diario Ahora en los meses previos a la proclamación de la Segunda República, respondió a la necesidad de dar una versión diferente de la sociedad a finales de los años treinta, marcados por la Dictadura de Primo de Rivera y por una serie de avatares derivados de la situación mundial debido sobre todo a la crisis económica de 1929. Además de los periódicos tradicionales, como ABC, La Vanguardia, El Heraldo o El Imparcial, en los años veinte se abrieron semanarios que en apenas unos meses consiguieron gran número de lectores, como Crónica y Estampa, caracterizados por la profusión de ilustraciones. La ilustración, base de la información gráfica en las revistas, fue durante muchos años la asignatura pendiente en los diarios y Ahora, entre otros, vino a romper con tal situación.

La fotografía en la guerra de España jugó un papel fundamental como elemento informativo, documental y propagandístico. Como indicó Colombo (1977, p. 17): “Con la guerra de España nace la comunicación social de los sucesos”. Hubo dos miradas: la interior y la exterior, y en ambos casos con otras dos visiones según los bandos. Más allá de estas consideraciones estuvo la reflexión personal, la especial forma de comunicar en cada caso, con significación en los nombres propios de los grandes reporteros extranjeros y españoles. Capa, Taro, Chim, Centelles, Alfonso, Albero y Segovia, Serrano, y tantos otros.

Los estudios sobre fotografía en la prensa durante la contienda son numerosos. Para el tema que nos ocupa hemos tomado como referencias generales las monografías Fotografía e información de guerra. España, 1936-1939 (1977), Fotografía y República (Sánchez Vigil, Olivera Zaldua, 2014), Corresponsales en la Guerra de España (2006) y el artículo “Fotógrafos de guerra: la cobertura fotográfica de la Guerra Civil Española en Madrid (1936-1939)” (Heras, 2009). Trabajo específico de gran interés es “Gerda Taro y los orígenes del fotoperiodismo moderno en la Guerra Civil Española” (Arroyo & Doménech, 2015).  Sobre el uso y aplicación de la fotografía en el diario Ahora  son pocos los estudios específicos: la tesis doctoral de Juana López (1982) titulada “La prensa de centro durante la II república Española: el diario Ahora” y el artículo “Ahora y el fotoperiodismo en la guerra civil” (Muñoz Sánchez, 2007).

El objetivo de la investigación es analizar los contenidos de la sección “Crónicas Gráficas” del diario Ahora durante la Guerra Civil, con el fin de conocer las características de las imágenes, la autoría y el modelo desarrollado por el periódico durante el conflicto. En cuanto a la metodología, se ha realizado un trabajo de campo repasando los ejemplares editados durante la guerra que se encuentran en la Biblioteca Nacional y en el Ateneo de Madrid. La información se ha volcado en bases de datos elaboradas al efecto para obtener referencias de las temáticas, lugares y autores.

 

2. El diario Ahora. Orígenes y desarrollo

Ahora fue fundado por Luis Montiel Balazat, quien lo dirigió junto a Manuel Chaves Nogales, elegido subdirector. La dilatada experiencia de Montiel, que  había lanzado Estampa en 1928 fue una garantía del éxito. Se subtituló “Diario Gráfico” como prueba de la riqueza en ilustraciones. Salió el 16 de diciembre de 1930, impreso en huecograbado y con una tirada media de 150.000 ejemplares. Se caracterizó por la abundancia de reportajes gráficos y por la profusión y calidad de las fotografías que, junto al diseño, lo situaron entre los más vistos y leídos.

La estructura se mantuvo hasta su desaparición, con 8 páginas en huecograbado, insertado en pliego aparte las fotografías repartidas en secciones sobre actualidad, deportes y espectáculos (teatro, cine y tauromaquia). En los cinco primeros años, hasta el 18 de julio de 1936, se publicaron más de 70.000 fotos, gran parte de ellas firmadas por Contreras y Vilaseca, Llompart, Almazán y Marina.

Otros colaboradores en los años treinta fueron Benítez Casaux, Díaz Casariego, Vandel, Cervera y Díaz Palomo (Madrid), Badosa (Barcelona), Amado (Bilbao), Barrera (Zaragoza), Cabrelles Sigüenza (Valencia), y Santos (Córdoba), Serrano, Olmedo y Gonsanhi (Sevilla), Torres Molina (Granada), Mena (Oviedo), Arenas y Mateo (Murcia), Pacheco (Vigo), Blanco (La Coruña), Carte (San Sebastián), Iglesias (Cádiz), Muro (Logroño) y Samot (Santander). Por tan extensa relación se observa la intensa actividad para cubrir la información política. La de extranjero se encargó a las agencias Trampus y Keystone (F1).

                                   F1. Portada, 16 de abril de 1931. Fotografías de Benítez Casaux.

El número de páginas fue en aumento hasta sumar 28 (48 los domingos), ilustradas con una media de 40 fotos, de las que una decena eran sobre deportes. En las portadas predominó la foto de actualidad política. Durante 1932 Contreras y Vilaseca, junto con Almazán y Díaz Casariego, se ocuparon de los principales reportajes, y contaron con la colaboración de Badosa en Barcelona, Gonsanhi en Sevilla y un gran elenco de reporteros gráficos en provincias.

En 1932 Ahora hizo un resumen del año con una idea original: la selección de sus mejores portadas (F2). Las instantáneas de los eventos políticos no siempre fueron fáciles de obtener y la relación con los protagonistas fue, en ocasiones, complicada. La carga informativa fue de nuevo para Contreras y Vilaseca, Marina, Almazán y Llompart, que formaban el equipo de la empresa.

F2. Resumen de las portadas, 10 de abril de 1932.

Desde 1934 hasta julio de 1936 las páginas de Ahora fueron 28, con 30 fotos de media sobre información de actualidad, si bien los reportajes tuvieron mucho peso. Los reporteros de plantilla fueron los mismos que en años anteriores, y empezó a colaborar Píortiz, miembro de la Unión de Informadores Gráficos de Prensa. Se creó entonces la sección “Grandes Reportajes de Ahora”, profusamente ilustrada.

El año 1935 se inició con 32 portadas seleccionadas entre las más significativas del año. La visita del presidente de la Generalitat Lluis Companys a Madrid, la muerte de José Sánchez Guerra, secretario del presidente de la República, o el nuevo Gobierno de Lerroux fueron cubiertos por Contreras y Vilaseca, que siguieron al frente de la documentación gráfica. La estructura se mantuvo, con las ocho páginas de hueco y unas cuarenta fotos de actualidad, deportes y espectáculos. La información de extranjero ganó espacio ante la tensa situación internacional, reflejada en el número especial del 22 de marzo dedicado a un posible conflicto mundial, con 14 páginas ilustradas y cerca de 50 fotos. En abril de ese año el colaborador de Sevilla, Gonsanhi, se trasladó a Barcelona y envió los primeros reportajes desde esa ciudad sobre las fiestas conmemorativas de la proclamación de la Segunda República.

De enero a julio de 1936 la mayoría de las portadas sobre temas de Madrid fueron de Contreras y Vilaseca, y los asunto de Barcelona se encargaron a Gonsanhi y Sagarra. Poco antes de que estallara la guerra, en el mes de junio, las ocho páginas para imágenes se repartían entre actualidad española (3), información de extranjero (1), deportes (1), sucesos (1) y reportajes (2).

El 14 de julio de 1936, tres días antes del golpe de Estado, aparecieron en portada los retratos de José Calvo Sotelo y del teniente Castillo, asesinados por los extremistas. El 18 de julio la portada fue sobre la detención del tipo que intentó matar a Eduardo VIII en Londres, mientras que en el interior se informaba sobre la vuelta ciclista a Francia con tres fotos de la agencia Trampus (F3). En el sexenio transcurrido desde su creación colaboraron más de un centenar de fotógrafos, la mitad de ellos de gran prestigio (Tabla 1).

Reportero

Localidad/Tema

Fechas de publicación

Albero y Segovia

Madrid/Actualidad

1933-1934-1935-1936

Almazán

Madrid/Actualidad

1931-1932-1933-1934-1935-1936

Amado

Bilbao/Actualidad

1931-1932-1933-1934-1936

Badosa

Barcelona/Actualidad

1931-1932-1933-1934-1935

Baldomero hijo

Madrid/Actualidad

1935-1936

Barberá-Masip

Valencia/Actualidad

1931-1935

Barrera

Zaragoza/Actualidad

1931-1934

Benítex-Casaux

Madrid/Actualidad

1931-1932

Blanco

La Coruña/Actualidad

1931-1933-1934

Cabrelles Sigüenza

Valencia/Actualidad

1931-1934-1935

Carte

San Sebastián

1931-1932-1933-1934

Casas

Barcelona/Actualidad

1931-1932-1934

Contreras y Vilaseca

Madrid/ Actualidad

1931-1932-1933-1934-1935-1936

Díaz Casariego

Madrid/Actualidad

1931-1932-1935

Dumas

Huesca/Actualidad

1934

Fernández

Sevilla/Actualidad

1935

Gil de Espinar

Vizcaya/Actualidad

1931-1932-1934-1935

Gonsanhi

Sevilla-Barcelona/Actual.

1931-1932-1933-1934-1935-1936

Heras

Jaca/Actualidad

1931-1932

Izquierdo

Cartagena/Actualidad

1931-1934

Keystone

Agencia

1931-1932-1933-1934-1935-1936

Ksado

Santiago/Actualidad

1931-1935

Lázaro

Valencia/Actualidad

1931-1932-1933-1934-1935

Llompart

Madrid/Actualidad

1931-1932-1933-1934-1935-1936

Marín, Pascual

San Sebastián/Actual.

1931

Marín

Madrid/Agencia

1931-1935

Marín Chivite

Zaragoza/Actualidad

1932-1933

Marina

Madrid/Actualidad

1932-1933-1934-1935-1936

Maymó

Barcelona/Actualidad

1932-1934

Mena

Oviedo/Actualidad

1931-1935

Ojanguren

País Vasco /Actualidad

1931-1932-1933-1934-1935

Orrios

Madrid/Agencia

1931-1933-1935

Ortiz

Madrid/Actualidad

1933-1934-1935-1936

Pacheco

Vigo/Actualidad

1931-1934-1935

Pando

Madrid/Actualidad

1934-1935

Pérez de Rozas

Barcelona/Actualidad

1934-1935

Piortiz

Madrid/Actualidad

1931-1934

Reymundo

Cádiz/Actualidad

1931-1934

Rico

Madrid/Actualidad

1934

Ruiz

Madrid/Actualidad

1931-1932

Sagarra

Barcelona/Actualidad

1934-1936

Samoa

Santander/Actualidad

1932-1933-1934-1935

Santos

Córdoba/Actualidad

1931-1932-1933-1934

Suárez

Gijón/Actualidad

1931-1934

Suwa

Agencia

1932-1933-1935

Torres Molina

Granada/Actualidad

1931-1933-1934

Trampas

Agencias

1933-1935-1936

Vidal

Agencia

1931-1934-1935-1936

Yuste

Madrid/Actualidad

1933-1934-1935-1936

 Tabla 1. Principales reporteros y agencias gráficas de Ahora (1931-1936.

F3. Portada, 18 de julio de 1936. Foto Ortiz.

 

3. Ahora en guerra: “Crónicas Gráficas”

La sección “Crónicas Gráficas” del diario Ahora fue el escaparate de la guerra  durante el segundo semestre de 1936, una crónica de la contienda en la zona republicana con una media de 50 fotos diarias que se repartieron primero en las secciones tituladas “Impresión gráfica de la lucha en el frente” o “Estampas de los frentes en las treguas de la lucha”. Fueron firmadas primero por cuatro fotógrafos que conformaban dos parejas: Contreras y Vilaseca, y Albero y Segovia, más otros menos populares como Marina, Almazán y Llompart. Entre los corresponsales destacó Gonsanhi (Barcelona), quien tuvo una excelente relación con Manuel Chaves Nogales, director del diario durante los primeros meses de guerra.

El número del 19 de julio no tuvo imágenes sobre la sublevación, y las primeras se publicaron el día 21, dedicadas al asalto al Cuartel de la Montaña, realizadas en su mayoría por Albero y Segovia, más Yusti y Marina (F4). Las fotos del día 22, 17 de ellas de Albero y Segovia, son extraordinarias por su calidad, riqueza informativa y cercanía, sobre los frentes de la sierra de Madrid, Guadalajara y Toledo.

                F4. Portada, 21 de julio de 1936. Foto Albero y Segovia.

El día 24 el diario fue incautado, si bien Manuel Chaves Nogales siguió al frente del mismo hasta noviembre de 1937. De su experiencia surgió el libro A sangre y fuego, publicado en Chile en 1937 y cuyo prólogo fue redactado en Montrouge (Seine) en mayo de ese año. Chaves (2001, p.15) nos informa de la importancia del diario, el de mayor tirada entonces, y de la barbarie de ambos bandos:

Cuando estalló la guerra civil, me quedé en mi puesto cumpliendo mi deber profesional. Un consejo obrero, formado por delegados de los talleres, desposeyó al propietario de la empresa periodística en que yo trabajaba y se atribuyó sus funciones. Yo, que no había sido en mi vida revolucionario, ni tengo ninguna simpatía por la dictadura del proletariado, me encontré en pleno régimen soviético. Me puse entonces al servicio de lo obreros, como antes lo había estado a las órdenes del capitalista, es decir siendo leal con ellos y conmigo mismo. Hice constar mi falta de convicción revolucionaria y mi protesta contra todas las dictaduras, incluso la del proletariado, y me comprometí únicamente a defender la causa del pueblo contra el fascismo y los militares sublevados. Me convertí en el “camarada director”, y puedo decir que durante los meses de guerra que estuve en Madrid, al frente de un periódico gubernamental que llegó a alcanzar la máxima tirada de la prensa republicana, nadie me molestó por mi falta de espíritu revolucionario, ni por mi condición de pequeño burgués liberal, de la que no renegué jamás.

Vi entonces convertirse en comunistas fervorosos a muchos reaccionarios y en anarquistas terribles a muchos burgueses acomodados. La guerra y el miedo lo justificaban todo. Hombro a hombro con los revolucionarios, yo, que no lo era, luché contra el fascismo con el arma de mi oficio. No me acusa la conciencia de ninguna apostasía. Cuando no estuve conforme con ellos, me dejaron ir en paz.

Me fui cuando tenía la íntima convicción de que todo estaba perdido y ya no había nada que salvar, cuando el terror no me dejaba vivir y la sangre me ahogaba. ¡Cuidado! En mi deserción pesaba tanto la sangre derramada por las cuadrillas de asesinos que ejercían el terror rojo en Madrid como la que vertían los aviones de Franco, asesinando mujeres y niños inocentes. Y tanto o más miedo tenía a la barbarie de los moros, los bandidos del Tercio y los asesinos de Falange, que a la de los analfabetos anarquistas o comunistas.

Los reportajes fotográficos de Albero y Segovia fueron excepcionales, con la mayoría de las fotos reproducidas a media página. La proximidad al punto de conflicto, la frescura de la imagen, el punto de mira y el momento propicio en la toma son algunas de las características.

El 29 de julio de 1936 se publicó en portada una foto firmada por Gonsanhi con un soldado disparando en una esquina de Barcelona. El negativo de esta imagen apareció en la conocida maleta de Agustí Centelles cuarenta años después. Centelles escribió en sus memorias que solo él recorrió las calles de Barcelona el 19 de julio, pero el nombre de Gonsanhi es el que aparece al pie, así como del resto que se publicaron el día 30.

A partir de la segunda quincena de noviembre la calidad desprendió por la falta de papel. Se redujo el número de páginas a ocho, con una imagen en la portada y una decena en la doble central. De los reportajes en el frente de la Ciudad Universitaria se encargó Marina, y de los de retaguardia Yubero y Benítez, que conformaron una agencia para responder a la demanda.

Durante 1937 las páginas fueron ocho en formato cuadrado y con papel de mala calidad (F5). Las fotografías se reprodujeron en la primera y última página, en su mayoría sin firma, salvo las de Marina, reportero oficial del periódico que se encargó de cubrir los reportajes del frente en la zona de Brunete, y de las actividades políticas y culturales durante todo el año. El 18 de enero se publicó la “Oda a los niños de Madrid muertos por la metralla”, poema de Vicente Aleixandre ilustrado con tres fotografías sin firma.

                 F5. Portada, 24 de enero de 1937. Foto Badosa.

El 18 de julio de 1937, aniversario del comienzo de la guerra, Rafael Alberti publicó el poema “Vosotros no caísteis”, ilustrado con diez retratos de los milicianos Medrano, Martín, Carrasco, F. de Rosa, García, Chicharro, Cuesta, Cay, Zapirán y Muñoz. A partir de es fecha recuperó el tamaño habitual a doble folio, justificado en estos términos:

Gracias a los esfuerzos del comité de enlace de artes gráficas, desde hoy podemos ofrecer a nuestros lectores este número, por lo que la calidad del papel soluciona en gran parte las deficiencias de impresión que habrán observado nuestros lectores en los últimos tiempos.

En cuanto a los contenidos, además de las noticias de guerra se publicaron artículos propagandísticos, con espacios sin imprimir por la actuación de la censura. El 18 de agosto se advertía sobre las fotografías:

La falta de materia prima, no existente en Madrid, ha sido la causa de que nuestra edición carezca de la información gráfica que tenemos por costumbre publicar. En nuestro próximo número nuestros lectores encontrarán nuevamente las páginas de huecograbado, pues se ha conseguido encontrar la materia que necesitamos.

Apenas se publicaron imágenes de la guerra, salvo tomas excepcionales como la explosión de un obús en Madrid (28 de diciembre) sin el nombre del autor.

Fotógrafos

Fechas

Notas

Aima

Septiembre

Rusia/ País Vasco

Abuín

Enero-Agosto

Valencia

Almazán

Enero-Diciembre

Actualidad/Frentes

Benítez

Enero-Diciembre

Actualidad/ Frentes

Benítez Casaux

Septiembre

Madrid

Díaz Casariego

Enero-Agosto

Frentes de Madrid

Fidel

Julio-Agosto

Frente de Madrid/Valencia

Gonsanhi

Enero-Septiembre

Frentes

Gutmann

Julio

Madrid/Guadalajara

Lázaro

Enero-Marzo

Valencia

Llompart

Junio-Julio

Frentes

Manzano

Agosto

Milicias

Marina

Enero-Diciembre

Actualidad/ Frentes de Madrid

Mayo

Enero-Octubre

Frente de Aragón

Ojanguren

Enero

Frente Norte

Santos Yubero

Enero-Diciembre

Actualidad

Vidal

Enero-Agosto

Frente de Madrid

Walter

Enero-Diciembre

Brigadistas/Frente de Madrid

Tabla 2. Reporteros gráficos y su actividad en Ahora el año 1937. Fuente: Fotoperiodismo y República (Sánchez Vigil, Olivera Zaldua, 2013).

En 1938 la escasez de materiales obligó a reducir las páginas a cuatro y el formato a tamaño folio. La calidad de impresión también bajó, y de los pies de foto desaparecieron los nombres de los autores, quizá pensando en la protección de los mismos. A partir del 5 de abril de 1938 el diario quedó reducido a una sola hoja en formato tabloide, con dos fotos de media apenas visibles por la ínfima calidad de los fotograbados. El último número salió el 16 de febrero de 1939, apenas un mes antes del final de la contienda. Las fotografías ya habían sido retiradas. La noticia de los bombardeos de Madrid y Valencia pusieron el punto final a uno de los más representativos diarios ilustrados de la República.

 

4. Los fotógrafos

Los fotógrafos de plantilla de Ahora fueron cinco: Contreras, Vilaseca, Marina, Almazán y Llompart. El colaborador en Barcelona fue Gonsanhi, un reportero poco conocido que se formó en Sevilla y fue amigo de Manuel Chaves Nogales, subdirector del diario. Para el estudio y conocimiento de la fotografía española es fundamental la recuperación de los nombres propios de aquellos reporteros cuya obra se conserva en las páginas de las publicaciones, desde las que se puede estudiar su trabajo.

4.1. Albero y Segovia

La pareja compuesta por Albero y Segovia fue una de las más activas durante la guerra, con un trabajo relevante y en primera línea de fuego. Se asociaron en 1930 para responder a la demanda de la prensa y cubrieron todo tipo de noticias como “Información Gráfica” (Calle Alcalá 106 de Madrid).

Francisco Segovia García (Madrid, 1901-1975) fue aprendiz en el estudio de Kaulak y desde mediados de los años veinte se inició en el reporterismo. Félix Albero Trullén (Albalate del Arzobispo, Teruel, 1894-Madrid, 1964) fue autodidacta y en la década de los treinta trabajó junto a su compañero en todos los campos (deportes, cultura, ocio, política) para la mayor parte de los periódicos, incluidos los especializados como Campeón.

F6. Portada, 27 de julio de 1936. Foto Albero y Segovia.

El 18 de julio de 1936 realizaron el primer reportaje de la guerra civil: el asalto al Cuartel de la Montaña en Madrid, y después llevaron a cabo una gran crónica bélica publicada en Informaciones, Mundo Gráfico, Crónica, Estampa, La Vanguardia, Abc y La Voz. Los reportajes en Ahora son excepcionales, sobre todo los de la Sierra de Madrid (F6). Pertenecieron a la Agrupación Profesional de Periodistas, y Segovia fue miembro de la Unión General de Trabajadores. Al terminar la contienda fueron depurados, pero retornaron a la profesión en los años cincuenta bajo el mismo nombre. Segovia se dedicó a la foto deportiva y Albero fue galardonado en febrero de 1964 con el premio del Ministerio de Trabajo de la Agrupación Sindical de Redactores Gráficos de Prensa. Una parte de su fondo fue adquirida por el Centro de Documentación e Investigación Deportiva Fundación Pedro Ferrándiz.

4.2. José del Pozo Almazán y Fanosa

Almazán es uno de los autores menos conocidos, ya que su pista se pierde en diciembre de 1936. Formó parte de la Unión de Informadores Gráficos de Prensa. Fue reportero gráfico de plantilla en el diario Ahora y en el semanario Estampa, para los que trabajó durante la Segunda República y parte de la guerra civil. Fue también fotógrafo oficial del periódico de sucesos La Linterna desde su fundación en mayo de 1935. Durante la Guerra Civil aumentó su colaboración en Estampa, llegando a ilustrar hasta cuatro artículos por número entre agosto y diciembre de 1936. En tan corto periodo de tiempo dejó una obra considerable en la que se aprecia la mirada del reportero gráfico.

4.3. Contreras y Vilaseca

Otra pareja de gran popularidad y que colaboró habitualmente en Ahora fue la formada por Contreras y Vilaseca.  Gerardo Contreras Saldaña (Madrid, 1902-1971) comenzó a trabajar en La Tribuna como aprendiz en 1916. A finales de los años veinte junto a Eduardo Vilaseca creó la agencia Contreras y Vilaseca, que suministró material  a la mayoría de los periódicos ilustrados, en especial a Estampa y Ahora. Desarrolló trabajos para la Compañía Telefónica Nacional de España y durante la guerra cubrieron la información para Fotos y Vértice, captando la entrada de las tropas nacionales en la capital en abril de 1939. Al acabar la contienda ingresó en el diario Arriba, donde trabajó hasta su jubilación. Fue galardonado en 1945 con el premio Alfonso Rodríguez Santamaría de la Asociación de la Prensa y formó parte del jurado del premio nacional del periodismo gráfico de 1965. Obtuvo además varias condecoraciones y el Premio Nacional de Periodismo Gráfico (1970). Su fondo se conserva en el Archivo Regional de la Comunidad de Madrid.

Alejandro Vilaseca González (Madrid, Ca. 1890-Ca. 1960) comenzó su actividad hacia 1912 y fue colaborador del grupo Prensa Gráfica (Nuevo Mundo, Mundo Gráfico y La Esfera) en 1914 y 1915. Ilustró las entrevistas del Caballero Audaz para La Esfera. En 1930 fue finalista en el Concurso de Informaciones Gráficas de la revista Blanco y Negro con el reportaje “Cómo se hizo el Jesús del Gran Poder”. Vilaseca publicó reportajes del frente y retaguardia en el semanario Fotos, para el que captó la entrada de las tropas nacionales en Madrid. Se separó de Contreras en la posguerra y estuvo vinculado al diario Abc.

4.4. Gonsanhi (La Habana, 1898-Barcelona, 1964)

Antonio Góncer Rodríguez (Gonsanhi) estudió fotografía en la Escuela de Artes y Oficios y Bellas Artes de Sevilla, y comenzó a trabajar como reportero en los años veinte. Fue corresponsal gráfico de Estampa y colaborador de Ahora y La Linterna (F7). En 1935 se trasladó de Sevilla a Barcelona para trabajar en Estampa. Durante la guerra fue colaborador de Ahora gracias a su amistad con Manuel Chaves Nogales. El conjunto de reportajes en ese diario constituye una crónica gráfica de la contienda con visión de autor. Al terminar la guerra sobrevivió haciendo fotos de carné en los almacenes El Águila de Barcelona y fue el fotógrafo oficial de la empresa Balañá, dedicada a los espectáculos. Su fondo se conserva en el Arxiu Nacional de Catalunya.

F7. Portada, 29 de julio de 1936. Foto Gonsanhi

4.5. Antonio Llompart  (Palma de Mallorca, 1896- Madrid, 1951)

Las primeras referencias de LLompart se localizan en la revista Blanco y Negro. A comienzos de los treinta fue redactor gráfico del vespertino Más, editado por Prensa Asociada de Cosmópolis y dirigido por Enrique Meneses. Durante la Segunda República colaboró en los semanarios Estampa y Crónica, y en el de sucesos La Linterna, del que fue reportero oficial desde su fundación el 20 de mayo de 1935. Tuvo estudio en el número 3-5 de la calle Veneras de Madrid y fue miembro fundador y vocal de la Unión de Informadores Gráficos de Prensa. Fue reportero de plantilla del diario Ya en 1935, y  el 20 de agosto de 1936 ABC publicó una nota en su búsqueda: “Se desea saber noticias de los redactores de Estampa Antonio Llompart, fotógrafo, y Miguel Lucena, periodista, que el día 17 de julio salieron con dirección a la provincia de Lugo”. Durante la guerra trabajó para el diario Ahora, y fue registrado por la Junta de Defensa el 12 de octubre de 1936 con el número 640. Al término de la contienda fue depurado.

4.6. Mariano Marina de Pablo (San Esteban de Gormaz, Soria, 1911-Madrid, 1984)

Comenzó a colaborar en Ahora en julio de 1932, y trabajó después en Estampa desde enero de 1933 hasta julio de 1936. Fue miembro de la Unión de Informadores Gráficos de Prensa y trabajó para la agencia Contreras y Vilaseca junto a Almazán y Yusti. Durante la guerra civil estuvo en los frentes de Andalucía y Extremadura e ilustró las crónicas de Jesús Izcaray para el diario Ahora sobre el frente de Madrid, la Ciudad Universitaria, los bombardeos nocturnos y los incendios en la capital. Entre sus reportajes en Ahora destaca el asalto al Alcázar de Toledo (26 de julio de 1936). Estuvo en activo hasta el final de la guerra.

 

5. Conclusiones

Las fotografías de Ahora constituyen un conjunto documental de gran interés para el estudio de la guerra civil española desde la imagen, especialmente en el primer año de contienda. Se caracterizan por la calidad de las reproducciones,  por la diversidad  temática y el prestigio de sus autores.

La tipología de las imágenes, el cuidado de la maqueta, y la información seleccionada indican que se trató de un proyecto informativo de gran interés en el que tuvieron gran responsabilidad los fotoperiodistas, siempre implicados en obtener las mejores imágenes.

El diario contó con prestigiosos autores y con un grupo de fotógrafos jóvenes cuya profesión se vio truncada, caso de Almazán, Marina o Yuste. Entre los reporteros de prestigio figuran Contreras, Vilaseca, Albero y Segovia, todos ellos colaboradores habituales de las principales publicaciones del primer tercio del siglo XX.

Las ilustraciones del diario, gracias a su calidad, son susceptibles de ser reutilizadas, y conforman una lectura particular con el enfoque propio de la publicación. Son de destacar en este caso las imágenes de los frentes de Madrid, y el reportaje de Albero y Segovia del asalto al Cuartel de la Montaña, primera referencia gráfica de la contienda.

 

Referencias bibliográficas

Arribas, M., Pérez de la Fuente, A., Fernández, H. & García de Cortázar, F. (2010). Héroes sin armas. Fotógrafos españoles en la Guerra Civil. El frente de Madrid.  Madrid: La Fabrica.

Arroyo, K.B. y Doménech, H. (2015). Gerda Taro y los orígenes del fotoperiodismo moderno en la Guerra Civik Española. Fotocinema, Revista científica de cines y fotografía, 10, 119-153.

Balsells, D. (2002). La guerra civil espanyola. Fotògrafs per a la història. Barcelona: Museu Nacional D’Art de Catalunya, 11-18.

Berrio, J. (2002). El fotoperiodisme en la guerra civil espanyola: el document humá i social d´una tragedia. La guerra civil espanyola. Fotògrafs per a la història., (19-31). Barcelona: Museo Nacional d´Art de Catalunya.

Centelles, A. (2009). Diario de un fotógrafo. Bram, 1939. Barcelona: Ediciones Península.

Corresponsales en la Guerra de España (2006). Madrid: Fundación Pablo Iglesias e Instituto Cervantes.

Fernández, H. (2010). Héroes sin armas. Fotógrafos españoles en la guerra civil. El frente de Madrid. Madrid: La Fábrica, 16-19.

Fernández Sagrera, M. (2010). Josep Brangulí:i Soler (1879-1945). En la implantación del periodismo gráfico.  Brangulí. Madrid: Fundación Telefónica.

Graham, H. (2009). Breve historia de la Guerra Civil. Madrid: Espasa.

Heras, B. de las (2015). Imágenes de una guerra. Carteles, fotografía y cine en España. 1936-1939. Madrid: Universidad Carlos III.

Heras, B. de las (2014). Retratando el Madrid de la Guerra Civil. Santos Yubero en el archivo Regional de la Comunidad de Madrid. Revista General de Información y Documentación, 24 (2), 343-371.

Heras,B. de las. (2009). Fotógrafos de guerra: la cobertura fotográfica de la Guerra Civil Española en Madrid (1936-1939). Discursos Fotográficos, 5 (6), 131-160.

Juana, J. de (1982). La prensa de centro durante la II República Española: el diario Ahora. Madrid: Universidad Complutense de Madrid.

Lobato, X. y Lista, O. (2011). El último fotógrafo de la Guerra Civil. El País Semanal, 10 de julio.  www.elpais.com. [Consulta: 7 enero de 2011].

Muñoz Sánchez, E. (2007). Ahora y el fotoperiodismo en la guerra civil. La imagen al servicio de la propaganda republicana. Crespo Jiménez, R. & Villena E. Fotografía y Patrimonio, II Encuentro en Castilla La Mancha. (274-289). Ciudad Real: Anabad.

Sánchez de las Casas, M. (1987). Pequeñas historias de la guerra incivil española. Periodismo y periodista en la guerra civil. Banco exterior de España, 127-132

Sánchez Vigil, J. M. (2007). Del daguerrotipo a la Instamatic. Gijón: Trea.

Sánchez Vigil, J. M. y Olivera Zaldua, M. (2013). Fotoperiodismo y República, Madrid: Cátedra.

 

 

 

                                                                   

Cómo citar: Olivera Zaldua, M. (2016). “La ilustración de guerra en el diario Ahora”. Fotocinema. Revista científica de cine y fotografía, nº XX, pp. 87-106. Disponible: http://www.revistafotocinema.com/

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.


ISSN 2172-0150   

Revistas asociadas

revistafotocine_120_02 1_491     atalante_374 logoaularia_252  

Plataforma Latina de Revistas de Comunicación (PLATCOM)

platcom_150

3_240 4_400 5_400 6_285 7_255 8_180  9_400 temps-de-comunicar_200  cibercomunicacin_small_150